El término computación en la nube o “cloud computing” como también se le conoce es el primer paso a seguir para realizar la transformación digital, la cual abarca: Big Data, computación móvil, redes sociales, computación en la nube.

Hace varios años que se habla  del término computación en la nube y muchos de nosotros lo hemos venido utilizando en servicios tales como Dropbox, Google Drive o a través de redes sociales como facebook, los que nos permiten almacenar y compartir información con otras personas. Con la evolución de los dispositivos móviles podemos acceder a la información almacenada en la nube en tiempo real en el lugar en que nosotros nos encontremos únicamente requiriendo de una conexión a internet.

 

A nivel empresarial en el ámbito local también se han adoptado algunos algunos servicios en la nube como hosting, servidores de correos electrónicos entre otros, básicamente a nivel de pequeña y mediana empresa, pero todavía queda mucho por explotar.

 

Al adoptar computación en la nube, una empresa pequeña puede hacer frente a grandes empresas porque no necesita de tener una infraestructura de tecnologías de la información y tampoco requiere contratar un equipo de especialistas ya que puede obtener estos servicios de alguna empresa que los provea a través de la nube y utilizarlos de acuerdo a sus necesidades actuales. Sin embargo muchas empresas son renuentes a trabajar en la nube porque cuestionan el tema de la seguridad, pero hay que tener en cuenta que las empresas que prestan servicios en la nube realizan inversiones en infraestructura y tienen equipos de especialistas que la gran mayoría de empresas no posee, por lo cual muchas veces la nube presta mayor seguridad que lo realizado por una empresa individualmente. Para el caso de empresas que hagan uso de información crítica es importante que además de la nube se tenga un sistema de resguardo de información en otro lugar o también se puede hacer uso de lo que se llama sistema híbrido que quiere decir que una parte de los procesos se realicen en la nube y la parte crítica se lleve de manera particular.

 

Al hablar de nube estamos refiriendo a agilidad, escalabilidad, pago por uso, los cuales son fortalezas que ninguna empresa independientemente de su tamaño puede dejar de lado. Pudiendo acceder a distintos tipos de servicios como son: Infraestructura, plataforma o software, de acuerdo a las necesidades requeridas. Sin embargo el poder migrar a la nube implica un cambio en la cultura de la organización ya que cambia la forma de trabajar.

 

Son muchas las aplicaciones de computación en la nube y entre ellas tenemos el cuidado de la salud y logística, las cuales ante eventualidades como la emergencia climatológica que se vive en el país serían de mucha utilidad por ejemplo en el ámbito de la salud la atención remota de pacientes, dar indicaciones de manera remota, compartir con otros médicos para tener otra opinión, las gestión de imágenes, de documentos de manera remota podrían ayudar muchísimo en momentos difíciles como está sucediendo en el norte del Perú

En el caso de la logística teniendo un adecuado registro de las donaciones y teniendo los datos en la nube con un adecuado sistema se podría hacer las solicitudes de productos así como para el registro y transporte de damnificados seria de muchisima utilidad.

La tendencia es que usar la nube sea cada vez más popular tanto para las personas porque nos hace más productivos como para las empresas ya que otorga competitividad, además que irán apareciendo cada vez más servicios en la nube así como software y hardware que la harán más funcional, lo cual nos está llevando a una verdadera transformación digital.

¿y tu ya migraste a la nube?

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola.
¿En que podemos ayudarte?